jueves, 15 de octubre de 2009

El contador y la compensatoria...

Cuando Nacho sugirió que pusiera un contador de lectores al blog no esperaba, la verdad, el número de visitas que estoy viendo día a día. Ni siquiera lleva una semana y ya tiene más entradas de las que yo esperaba en todo un año; la verdad es que es satisfactorio ver que nuestro trabajo y reflexiones son leídas por la gente, que interesan más de lo que en principio pensamos. Desde aquí, desde esta entrada, quiero agradecer este hecho a todos aquellos que nos visitan, porque hacen que sigamos adelante.
Hoy ha sido un día duro, pero también satisfactorio. Han venido un Inspector de MEC y una asesora a evaluar nuestro Plan de Compensación Educativa, ya que nuestro centro está preseleccionado para recibir un premio de ámbito estatal; lo cierto es que anima bastante ver que nuestro trabajo, el de tanta gente, es reconocido; preparación de curso, grupos, horarios, listas de clase, agrupamientos, recogida de información sobre nuestro alumnado... simplemente el hecho de estar preseleccionados ya es una especie de premio, un reconocimiento a todo ese esfuerzo.
Si planes como este salen adelante, con sus fallos, sus defectos y sus carencias, que son muchos, es gracias al esfuerzo realizado por tantos profesores y profesoras implicados en él, profesores que hemos ido tropezando, cayendo, levantándonos, para volver a buscar nuevos modelos, nuevas estructuras... la extracción del alumnado de los grupos ordinarios, los agrupamientos flexibles, el sistema de desdobles, que hoy parece ser el más adecuado... pero siempre con la ilusión y el convencimiento de que es necesario implicarse en iniciativas de este tipo si queremos que la educación llegue a todos.
Desde aquí, y nuevamente, muchas gracias a todos.

6 comentarios:

alberto dijo...

Aunque no lo parezca la compensatoria es una de las cosas que dan sentido a proyectos como el blog de la biblioteca del centro. Al fin y al cabo y aunque no lo parezca estamos para crear ilusiones y dar razones para la esperanza. Por mucho que pensemos que hacemos mal las cosas, nos encontramos con pequeñas bocanadas de aire fresco como el proyecto de compensatoria y el contador del blog. Pequeños detalles, que para muchos parecerán tontos, pero que levantan el ánimo y nos dice algo así como "ánimo, lo estáis haciendo bien". Felicidades enhorabuena.

Lopera. dijo...

Claro,yo lo sigo semanalmente,me interesa y lo veía un poco parado,el verano...y ahora nuevamente,está vivo,me interesa vuestra opinión y me gusta que recomendéis libros.Así me oriento muy bien,hay tantos en las librerías...

Alba dijo...

Nos alegramos de que sea así. Lo ideal es que cada uno recomiende aquello que le guste y así coger ideas de un lado y de otro.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Pero tampoco es bueno todo lo publicado,por eso prefiero confiar en aquellos que saben más del tema.

Salva dijo...

Puesto que estamos en el apartado de reflexiones me gustaría hacer una con respecto a la Compensatoria... ¿Cómo podemos hacer ver al alumnado de dicho Plan que estar en el mismo no es un castigo, que es una gran oportunidad? Continuamente me encuentro a alumnos/as de compensatoria que quieren ir directamente a las clases normales porque se creen que es lo mejor, sin darse cuenta de la gran suerte que tienen por estar en grupos reducidos, en los que nuestro objetivo esencial es ayudarlos para que alcancen el mejor nivel posible.
A veces, algún alumno/a me ha planteado la cuestión de por qué está en compensatoria si trabaja mucho, mientras que otros que no hacen nada están en una clase "normal". Resulta muy difícil explicarle que en realidad es una recompensa a su trabajo en forma de oportunidad, puesto que en el caso contrario no merecería la pena invertir tanto tiempo en tan pocos alumnos/as.

Alba dijo...

Salva, creo que lo has explicado de una manera muy clara: la compensatoria debería ser la recompensa al trabajo y al esfuerzo, puesto que el alumnado es así atendido de manera más individualizada y personalizada... pero esto no siempre es posible, y no siempre disponemos de los medios necesarios. Aún así, seguiremos intentándolo.
¡Un saludo!